Averías 24h
COMERCIALIZADORAS

Sobre la comercialización de Energía Eléctrica

Con el fin de adaptar el mercado español a lo establecido en la Directiva Europea 2003/54/CE sobre el mercado interior de la electricidad, se modificó la Ley 7/2007 del Sector Eléctrico, contemplándose la total Liberalización de este sector.
Así pues desde el 1 de julio de 2009, y de acuerdo con el R.Decreto 485/2009, se han producido dos cambios importantes en la Distribución y Comercialización de electricidad:

1.- La electricidad ha dejado de ser suministrada por las empresas Distribuidoras y ha pasado a ser suministrada exclusivamente por las Empresas Comercializadoras

Por eso antes de que llegara esa fecha el consumidor final debía elegir empresa Comercializadora, y en el caso de no hacer uso de esa opción, el suministro pasaría automáticamente al Comercializador de Último Recurso perteneciente al grupo empresarial de la Distribuidora que tuviese cada cliente o a la comercializadora que eligiese el distribuidor de la zona.

2.- Las Tarifas Reguladas han desaparecido, pudiendo ahora elegir entre contratar con una empresa Comercializadora en Mercado Libre a un precio libremente pactado o acogerse a la Tarifa de Último Recurso, llamada ahora Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC)

En cualquier caso, estos cambios no debían suponer ninguna alteración en el normal suministro de luz, y así ha sido. Únicamente ha cambia la titularidad de la empresa con la que tiene el contrato, y que por tanto le ha ido facturando su consumo de electricidad.

Así que ahora los consumidores conectados en baja tensión y con potencias contratadas igual o inferior a 10 kW (casi todos los consumidores domésticos) pueden recibir el suministro eléctrico de dos maneras:

Mediante contrato de suministro a través de un Comercializador de Referencia

Entre una lista de comercializadores designados por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. En este caso las condiciones económicas y contractuales del suministro están establecidas en la normativa.

Mediante contrato de suministro con cualquier otro comercializador

Diferente al comercializador de referencia. En este caso, el precio y las condiciones del suministro corresponden a los de la oferta libremente elegida de las disponibles en el mercado. En cualquiera de los dos casos, el precio del suministro refleja el coste de la electricidad consumida, así como el coste de la utilización de las redes y otros costes establecidos en la normativa. Asimismo, el precio contempla un coste fijo y un coste variable, que sumados constituirán la factura del suministro.

EL PRECIO VOLUNTARIO AL PEQUEÑO CONSUMIDOR

Las tafifas TUR/PVPC
y las Comercializadoras de Referencia

¿Qué es la TUR/PVPC?

El Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) es el precio único que cobran las Comercializadoras de Referencia a los consumidores y es única para todo el territorio español y viene establecida por Orden Ministerial.

Los consumidores con derecho a acogerse a esta tarifa son únicamente aquellos consumidores de energía eléctrica conectados en baja tensión y cuya potencia contratada sea igual o inferior a 10 KW.

O sea, que los consumidores acogidos a esta modalidad de suministro, deben contratar con un comercializador de referencia a elegir entre la lista de comercializadores designados, con el que establecerán la relación comercial para la contratación, facturación, planteamiento de consultas y reclamaciones.

En este caso, el comercializador de referencia (antes comercializador de último recurso) sustituye a la empresa distribuidora a la que el consumidor está físicamente conectado y que anteriormente a julio de 2009 le venía realizando la distribución y la comercialización conjuntamente.

La empresa distribuidora actualmente sólo realizará la operación y el mantenimiento de la red de distribución y será responsable de la medida del consumo y de las lecturas de contadores. Por tanto el distribuidor seguirá siendo responsable de los aspectos técnicos del suministro, entre ellos la calidad del suministro (del producto y continuidad, cortes e interrupciones).

El consumidor suministrado por un Comercializador de Referencia puede elegir entre dos precios:

El precio voluntario para el pequeño consumidor de energía eléctrica

Vinculado a la evolución del precio del mercado de contado.

La oferta alternativa para el suministro de electricidad a precio fijo durante un año

Esta opción puede conllevar una penalización por rescisión del suministro que, en cualquier caso, no podrá exceder el 5% del precio del contrato por la energía estimada pendiente de suministro.

En el comparador de ofertas de la CNMC puede consultar las ofertas alternativas a precio fijo disponibles en la actualidad Adicionalmente, el precio que pagará un consumidor acogido al Bono Social, – llamada tarifa de último recurso- por la electricidad consumida será el que resulte de aplicar un 25% de descuento sobre el precio voluntario para el pequeño consumidor.

COMISIÓN NACIONAL DE LA ENERGÍA

Las comercializadoras de electricidad
en mercado libre

En este caso, el precio del suministro es el que el consumidor haya contratado entre las ofertas disponibles en cada momento de los comercializadores diferentes al comercializador de referencia.

Las condiciones de suministro serán las previstas en la oferta y aceptadas libremente por el consumidor a la firma del contrato correspondiente. Dichas condiciones podrán incluir diferentes clausulas sobre permanencia, sobre la contratación de otros servicios, así como diferentes fórmulas de revisión de la oferta, etc.

Al igual que en el suministro a través del comercializador de referencia, la empresa distribuidora solo realizará la operación y el mantenimiento de la red de distribución y será responsable de la medida, y de los aspectos técnicos del suministro. En consecuencia, el cambio de suministrador (Comercializadora) no supone ningún cambio en la calidad del producto, ni en los aspectos técnicos del suministro.

Trabajamos con todas las comercializadoras autorizadas por la CNMC.

Vaya al listado que se puede obtener a través de estos enlaces:

Comparador de ofertas de la CNMC

Consulte el comparador de ofertas de la CNMC para elegir la oferta más adecuada a su suministro y revise el contenido de las cláusulas de su contrato previamente a la formalización del mismo.

Listado de comercializadores que han comunicado el ejercicio de la actividad de comercialización y que con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 25/2009, ya figuraban como inscritos en el Registro Administrativo de Distribuidores, Comercializadores y Consumidores Directos en Mercado.

SOLICITAR LA TARIFA SOCIAL

La Tarifa Social
y las comercializadoras de referencia

¿Qué es la tarifa social?

La tarifa social es una nueva tarifa creada por el Ministerio de Industria y se diferencia de la tarifa general en que la potencia contratada (término de potencia en su factura) resulta gratuita.

El consumidor no paga un término fijo de potencia y sólo paga por los Kws que consume y sus correspondientes impuestos.

Requisitos a cumplir para tener derecho a esta tarifa

Los consumidores que cumplían los tres primeros requisitos recibieron en su día, junto con la factura, una información específica sobre esta tarifa social.

¿Cómo solicitar la tarifa social?

Las empresas comercializadoras de referencia facilitarán el modelo de solicitud, que se acompañará de un certificado de empadronamiento vigente que justifique que es la vivienda habitual del cliente y de una declaración responsable por parte del mismo de que todos los datos proporcionados son verdaderos.

Para poder contratar el Bono Social (año 2015), tenemos que cumplir 5 requisitos:

Ser los titulares del contrato de electricidad

Tener contratada la tarifa TUR

Que el domicilio para el que solicitemos el Bono Social sea nuestra residencia habitual

No exceder un máximo de ingresos anuales por familia, marcado por el gobierno en:

Para una persona el 120% del salario mínimo interprofesional (10.841€), para la segunda el 70% (7.588€) y para la tercera y siguientes el 50% (5.420€).

Formar parte de uno de estos grupos:

¿Cómo se solicita el Bono Social?

Para solicitar el Bono Social deberemos presentar a nuestra Comercializadora de referencia los documentos que demuestren que cumplimos los cuatro requisitos anteriores. Por lo tanto, estos documentos variarán en función del grupo al que pertenezcamos:

  • Un certificado de empadronamiento que solicitaremos en nuestro ayuntamiento para demostrar que la vivienda para la que solicitamos el Bono Social es nuestra vivienda habitual.
  • Una fotocopia del DNI del titular del contrato de suministro.
  • Un certificado que nos emitirá hacienda que garantice que no sobrepasamos el techo de renta máximo por familia impuesto por el gobierno para solicitar el Bono Social.

Rellenar, imprimir y presentar la siguiente solicitud con su declaración de veracidad:

  • Solicitud Bono Social Pensionistas y Declaración de Veracidad
  • Una fotocopia del DNI del titular del contrato de suministro.
  • Una fotocopia de la última factura de electricidad.
  • Un certificado de empadronamiento del titular del punto de suministro.
  • Un certificado emitido por la Seguridad Social que demuestre que percibimos las prestaciones mínimas.

Rellenar, imprimir y presentar la siguiente solicitud con su declaración de veracidad:

  • Solicitud Bono Social Familia Numerosa y Declaración de Veracidad
  • Una fotocopia del DNI del titular del contrato de suministro.
  • Una fotocopia del carné de familia numerosa.
  • Un certificado de empadronamiento del titular del punto de suministro.
  • Una fotocopia de la última factura de electricidad.
  • Un certificado que nos emitirá hacienda que garantice que no sobrepasamos el techo de renta máximo por familia impuesto por el gobierno para solicitar el Bono Social.

Rellenar, imprimir y presentar la siguiente solicitud con su declaración de veracidad:

  • Solicitud Bono Social Desempleados y Declaración de Veracidad
  • Una fotocopia del DNI del titular del contrato de suministro.
  • Una fotocopia del libro de familia, en caso de familias con dos o mas miembros.
  • Un certificado de empadronamiento en el que conste la lista de empadronados en la vivienda para la que se solicita el bono social.
  • Una fotocopia de la última factura de electricidad.
  • Una autorización expresa para la comprobación de la situación de desempleo de los miembros de la unidad familiar en los registros públicos correspondientes y en las mutualidades de previsión social alternativas en caso de que procediese.

Una vez tengamos los documentos necesarios, le comunicaremos a nuestro distribuidor eléctrico que queremos acogernos al Bono Social y le presentaremos los documentos correspondientes de manera fehaciente.

No obstante, hay que estar al tanto de los sucesivos cambios que se producen alrededor del Bono Social.

Datos de contacto de los Comercializadores de Referencia de electricidad a efectos de solicitudes de otorgamiento del Bono Social y recepción de consultas (artículo 20.3 del Real Decreto 216/2014, de 28 de marzo, por el que se establece la metodología de cálculo de los precios voluntarios para el pequeño consumidor de energía eléctrica y su régimen jurídico de contratación).